llorar

Se basa en el que la sufre solo es capaz de excitarse con las lágrimas o el llanto de la pareja. Esto es, la sensación de placer y el logro del orgasmo dependen del hecho de ver lágrimas en la persona con la que se están manteniendo relaciones sexuales.   Este peculiar desorden de carácter psicosexual afecta a cualquier parafilia en la que se disfruta sexualmente viendo al otro humillado, por lo que la dacrifilia se considera una forma de sadismo. De ahí que los que lo padezcan necesiten provocar dolor (llegando a la tortura física) o humillación (tortura psicológica) en el otro para provocar el llanto.

Enlace: Muy Interesante

Anuncios