voguemagazine_model

Hace algunos meses contamos la historia de la pequeña Mayhem Keiser, una niña de 4 años a la que le encantaba envolverse en toallas y papeles para crear sus propios vestidos. Desde entonces, junto a su mamá, no han parado de subir sus divertidas fotos a Internet.

Bajo el hashtag #fashionbyMayhem, durante los últimos 14 meses la pequeña se ha apoderado de la red social Instagram presentando sus increíbles vestidos y logrando la asombrosa cantidad de 376 mil 966 seguidores y hasta 20 mil likes por imagen.  Y esa fama en las redes ahora se ha transformado en algo real: la célebre revista Vogue convocó a la niña para retratar los vestidos más icónicos de la historia en la última edición del Met Ball, una gala de recaudación de fondos celebrada la semana pasada.

Enlace: El Universal