collie_perro_800-web

Collie, el perro que acompañó la tumba de su dueño durante nueve años, murió el martes de mañana en Rosario, Argentina, informó La Capital en su web.  El fiel can estuvo casi una década en viviendo en los alrededores del cementerio de La Piedad, donde se encontraba sepultado su dueño, demostrando que no es tan lejano a la realidad el dicho que el perro es el mejor amigo del hombre.

Al día siguiente del entierro, luego de que Collie pasara la primera noche al lado de la tumba, la familia de su dueño quiso llevárselo. Pero no hubo caso. El perro no iba a abandonar ese lugar.  El lunes, un grupo pedía en las redes sociales ayuda para que alguien cuidara a Collie, que se encontraba convaleciente y aullaba de dolor. El veterinario Federico Bonino, que se encarga de la sanidad de los animales de La Piedad, fue a verlo y decidió que urgía internarlo.  El perro “estaba en muy mal estado, deshidratado” , dijo el veterinario, quien le detectó al animal una insuficiencia renal grave, cuyo origen claramente databa de un largo tiempo atrás y nunca había sido tratada.  “Al menos pudimos hidratarlo y compensarlo, por lo que tuvo una muerte con dignidad” , dijo Bonino.

El concejal de Rosario Carlos Cossia informó a través de su página web que presentó un proyecto para declarar el día 21 de Enero de cada año, como “el ‘Día del Amigo Fiel’, y así honrar la fidelidad de las mascotas a sus amos” . Además, propuso instalar una placa en memoria del perro.  Collie acompañó en forma incondicional hasta su última morada, a quien en vida no fuera solo su amo sino su amigo, demostrando el más noble sentido de la fidelidad. Y es nuestro deber moral, rendirles un homenaje a estos animales que demuestran un sentido de la fidelidad, amistad, incondicionalidad hacia quienes los albergaron y le dieron un hogar, afirma la página de Facebook del concejal.

Enlace: El Universal