dalmatas_chile

Luego de ver la película de Disney “101 Dálmatas” en 1996, Nelson Vergara comenzó a fantasear con la posibilidad de rescatar y cuidar tantos perros como le fuese posible. Hoy, 42 dálmatas viven en el patio trasero de su modesta casa en las afueras de la capital chilena.  Su apego por los dálmatas, no obstante, lo ha metido en problemas con las autoridades y con sus vecinos, que se quejan constantemente del mal olor que viene de su patio. Las autoridades municipales han amenazado con desalojarlo a fin de mes.

Vergara dice que su única intención es dar un ejemplo y concientizar a la gente para que ayuden a salvar a la creciente cantidad de perros callejeros que hay en Chile.  Millones de perros vagabundean por Chile, algo que la Sociedad Humana describe como un fenómeno alarmante. Los dueños de perros rara vez los esterilizan o los castran, y con frecuencia los dejan sueltos cuando se van a trabajar, por lo que con frecuencia incluso perros con dueño se pasean por las calles.

“Quería ayudar, no solo a los dálmatas sino a todos los perros, porque en Chile necesitamos una solución al problema canino” , sostuvo Vergara. “Todos los días ves en los noticieros perros abandonados vagabundeando, pero nadie hace nada al respecto. Si hubiese refugios, no tendríamos estos problemas” .

Enlace: El Universal