010cafe_gatos_1

París y los gatos tienen un nuevo cubil, en donde tomar café va acompañado de terapia de ronroneos: el “Cafe des Chats”.  En esa cafetería, un grupo de 12 mininos proporcionan terapia de ronroneos a los visitantes, mientras beben su café.

Es bien sabido que a los parisinos les encanta ir acompañados de sus perros, pero ¿qué pasa con los gatos? Si bien el lugar no es para llevarlos, bien se puede disfrutar de su compañía, sobre todo si no se puede tener uno de estos animales en casa.  El establecimiento garantiza que los alimentos son higiénicos y los hostess aún mejor, pues aseguran que los “prrrrr” son benéficos para la artitris, reumatismo, ritmo cardiaco y presión arterial.  Obviamente, este sitio -ubicado en el barrio de Marais- sólo es apto para los “locos de los gatos”, que disfrutan de la compañía felina (con todo lo que ello implica).

Enlace: El Universal