raton-espinoso

Cuarenta y cinco ratones, ocho jerbos, quince tritones, veinte caracoles, quince lagartijas y algunos microorganismos acaban de ser puestos en órbita a bordo de la cápsula espacial rusa Bion-M, lanzada por un cohete Soyuz desde la base de Baikonur (Kazajistán). Durante la misión, que durará 30 días y en la que colaboran la NASA y el Instituto Ruso de Problemas Miomédicos de Moscú, los animales serán sometidos a diversos estudios biomédicos espaciales. Los expertos han indicado que todas las especies elegidas guardan similitudes inmunológicas, biológicas o estructurales con el ser humano.

Bion-M está equipada con decenas de cámaras de vídeo para vigilar el estado de los animales y su adaptación al medio. Los pasajeros del satélite permanecerán en una órbita circular inicial de 575 kilómetros a 64,9 grados de inclinación.

El principal objetivo de la misión es investigar la fisiología animal en situación de microgravedad, así como analizar los efectos radiobiológicos e identificar parámetros biológicamente significativos de radiación ionizante cósmica.

Enlace: Muy Interesante