faltaSueno

Hasta ahora, los científicos no acertaban a explicar por qué el insomnio y la falta de sueño nos torna, a veces, irritables. Recientemente, Pierre Maquet, de la Universidad de Lieja, en Bélgica, ha descifrado algunas de las claves de este fenómeno.

Gracias a un grupo de voluntarios, que han dormido conectados a un tomógrafo de emisión de positrones o TEP -equipo que permite ver la actividad cerebral en directo-, Maquet ha descubierto que las cortezas cingulada anterior y orbitofrontal son las zonas más dormilonas del cerebro. La falta de sueño en estas regiones, que están implicadas en las emociones, podría ser la razón de que nos despertemos malhumorados.

Enlace: Muy Interesante