louvre

El Museo del Louvre de París, la pinacoteca más visitada del mundo, cerró ayer ante una protesta de los agentes de seguridad, que dicen no dar abasto ante el aumento de la acción de los carteristas desde hace meses.

Un total de 200 empleados decidieron ejercer su derecho a no permanecer en su puesto, al tiempo que una delegación de los vigilantes fueron recibidos por la dirección. Según su relato, cada vez hay más carteristas y se muestran más agresivos. Muchos casos son de menores que, tras ser detenidos, quedan rápidamente en libertad y vuelven en pocos días. El museo indicó que tomará medidas en el asunto.

Enlace: El Universal

Anuncios