Bueno tal vez no fue la mejor foto para ilustrar el post, pero bueno, Doña Margara Francisca funciona. Tenía la duda de cuando usar la palabra Doña y cuando Señora, pensaba que era lo mismo y básicamente pues si, pero una tiene mas respeto que otra, así que aquí la respuesta:

En su uso original se anteponía solamente al nombre de pila o al nombre de pila seguido del apellido. Así, al distinguido Juan Domínguez se le daba indistintamente el tratamiento de don Juandon Juan Domínguez. En el caso de usar sólo el apellido, el tratamiento correcto era el señor Domínguez. Se consideraba entonces vulgar (denotando el origen plebeyo del que hacía la referencia) o poco cortés (con intención de denigrar a la persona a quien se le aplicaba) darle el tratamiento de don Domínguez, o el Sr. Juan.

En la actualidad, aunque la forma de uso de don/doña es más libre, según el lugar y la clase social del que lo aplica o lo recibe puede tener connotaciones muy diferentes:

  • Respeto, sea por edad, experiencia o logros personales.
  • Afabilidad.
  • Buena voluntad hacia la persona a quien se aplica, especialmente si quien lo hace es una de mayor estatus social.
  • Desprecio cuando se usa sin el nombre, como en “esa doña” o en “es un don nadie” (alguien sin importancia).

En el continente americano el tratamiento se suele otorgar con mayor facilidad. Muy frecuentemente se trata de don a toda persona después de la mayoría de edad o del matrimonio. En ciertos paises es el tratamiento dado a graduados universitarios que tienen el título de doctor o de licenciado (caso de México).

Mmmh ok, me quedo con Doña.  😎

FaceTweet it!

Anuncios